Categories


‘Olvidos’ significativos en el futbol mexicano

10Ene

Juan Manuel Terán | MEDIOTIEMPO Ciudad de México, martes 10 de Enero del 2012 Las playeras han sido de los objetos más olvidados en el futbol Pachuca olvidó un decreto presidencial en 1998 Edgar Castillo “perdió” su pasaporte y no pudo viajar con el Tri El caso de David Cabrera con los Pumas no es único. El pasado sábado, el cuadro universitario se disponía a enfrentar al San Luis por la Jornada 1 del Clausura 2012 alineando al joven mediocampista

Juan Manuel Terán | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, martes 10 de Enero del 2012

  • Las playeras han sido de los objetos más olvidados en el futbol
  • Pachuca olvidó un decreto presidencial en 1998
  • Edgar Castillo “perdió” su pasaporte y no pudo viajar con el Tri

El caso de David Cabrera con los Pumas no es único. El pasado sábado, el cuadro universitario se disponía a enfrentar al San Luis por la Jornada 1 del Clausura 2012 alineando al joven mediocampista.

Sin embargo, la gente de la Federación Mexicana de Futbol impidió que el futbolista pudiera tomar parte del partido por haber olvidado renovar su carnet ante el organismo, según el Director Deportivo, Mario Trejo y que orilló a cambiar el 11 titular que el timonel Guillermo Vázquez Herrera había preparado a minutos de iniciar el encuentro.

El error ya quedó enmendado, pero como esta anécdota existen otras tantas en el futbol mexicano que van desde el olvido de playeras, pérdidas de pasaportes y hasta alineaciones incorrectas para un partido en el Distrito Federal.

Uno de los “olvidos” más importantes data del Mundial de Brasil 1950. En aquella ocasión, la Selección Mexicana debía enfrentar a su similar de Suiza dentro de la Fase de Grupos.

México jugaba en aquel entonces con una casaca en color vino que lo distinguía alrededor del mundo, mientras que los europeos con la tradicional playera roja. La similitud de los colores provocó que uno de los dos combinados tuviera que cambiar de playera y México se ofreció a hacerlo olvidando que no traían indumentaria de visitante.

Ante tal situación, el Gremio de Porto Alegre prestó su uniforme para que se llevara a cabo el partido siendo la primera y única vez que el Tri jugó con colores en azul cielo y negro.

Las Chivas pasaron por una situación similar. El 28 de febrero de 1998 el Guadalajara visitaba al Veracruz en la cancha del Luis “Pirata” Fuente; sin embargo, las rayas rojas en el uniforme del Rebaño Sagrado ocasionaron que tuvieran que recurrir a su segunda playera, que por error, el utilero olvidó en Guadalajara.

En consecuencia, Chivas jugó con las playeras blancas de concentración y con el número pegado con masking tape.

Edgar Castillo, ex jugador del América y que ahora milita en Xolos de Tijuana, no acudió a una convocatoria de Selección Mexicana en marzo del 2009 argumentando que había perdido su pasaporte, pues el juego amistoso del Tri era en Estados Unidos.

Años después el jugador zurdo fue convocado por la Selección de Estados Unidos y acudió al llamado revelando la verdad de lo ocurrido en aquella convocatoria.

Los Tuzos del Pachuca olvidaron un decreto Presidencial. El ex Presidente de México, Manuel Ávila Camacho dispuso en 1947 que en cualquier juego de futbol profesional celebrado en el Distrito Federal debían alinear al menos siete jugadores nacidos en territorio mexicano por equipo.

En 1998, el cuadro hidalguense visitó la capital del país para jugar ante Cruz Azul en el Estadio Azteca y fue al minuto 77 cuando Alfredo Tena, técnico del Pachuca, mandó a la cancha a Martín Mariano Boasso, naturalizado mexicano pero nacido en Argentina y que jugó con Milton Núñez (hondureño), Miguel Calero (colombiano), Walter Silvani (argentino) y Juan Arango (venezolano) superando los cuatro foráneos permitidos.

José de Jesús Robles era el Juez Central y Marco Antonio Rodríguez, el Cuarto Árbitro. Ambos nazarenos argumentaron haber olvidado que ya eran cuatro extranjeros en la cancha y de ahí que se haya permitido el cambio.

Finalmente, en la pasada Fase de Grupos de la Concachampions existió un “olvido” que provocó el retraso de un partido por casi una hora.

El Colorado Rapids visitó al Isidro Metapán de El Salvador, pero el utilero del cuadro norteamericano olvidó los tachones del equipo en el hotel que se encontraba a una hora del estadio, por lo que tuvieron que esperar a que personal del propio hotel llevara el calzado para comenzar el cotejo.

Así que el caso de Pumas con Cabrera ya quedó como una anécdota más de los olvidos más significativos en el futbol mexicano.

MEDIOTIEMPO

Visita el link:
‘Olvidos’ significativos en el futbol mexicano

Leave a Reply